Un clamor recorre nuestro país: ¿Dónde está Santiago Maldonado?

Un clamor recorre nuestro país: ¿Dónde está Santiago Maldonado?

Declaración Pública de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina


“Y el Señor le dijo a Caín: ¿dónde está tu hermano Abel?
Y él respondió: No lo sé. ¿Acaso soy yo guardián de mi hermano?”

Génesis 4:9


Un clamor recorre nuestro país: ¿Dónde está Santiago Maldonado? En medio de visiones encontradas y confusiones informativas aparece el tenaz reclamo por aparición con vida de este joven.

Nadie puede quedar indiferente frente al dolor inmenso de una familia, que se convierte en el clamor de muchas y muchos. Como país, la ausencia de una vida nos impulsa a buscar y conocer la verdad. En el Evangelio de Juan se afirma en labios de Jesús: que tan solo la verdad nos hará libres.

Es necesario afinar el oído y escuchar el perturbador llamado: ¿Dónde está tu hermano? Para responder valientemente se requiere salir del rincón de la apatía deshumanizadora, y aceptar la lacerante pregunta que pide saber porque está ausente un ser humano, que es nuestro hermano.

Como Iglesia Evangélica Metodista Argentina nuestra fe nos compromete a bregar por la defensa de los derechos de nuestros hermanos y nos hace guardianes de la dignidad de la vida frente a Santiago Maldonado, y el sufrimiento por tanto dolor que marca nuestra historia en la búsqueda de los cuerpos ausentes.

Urgimos a nuestro Estado a fin de que se hagan todos los esfuerzos necesarios para dar una respuesta certera frente a esta angustiosa y desgarradora situación.

A casi dos meses de la desaparición de Santiago Maldonado nos unimos al apremiante reclamo de su familia en la búsqueda de la verdad y la justicia, que nos encaminarán a un futuro de paz.


Pastor Américo Jara Reyes
Obispo

Pastor Frank de Nully Brown
Obispo emérito

Pastora Nelly Ritchie
Obispo emérito

Deje su comentario

Su email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.