Cargando Eventos

« All Eventos

  • Este evento ha pasado.

Pan para el que pida y acepte el desafío

26 agosto, 2018 - 11:00 a 13:00

Almagro Av. Rivadavia 4050
Capital Federal, Argentina

Con este texto, concluimos las lecturas continuadas que nos ofrece el leccionario ecuménico que venimos compartiendo en este 2018, sobre la apreciación fundamental que Juan hace sobre el pan y cómo este elemento tan simple y cotidiano, se vuelve una clave fuerte y presente en la enseñanza de Jesús a sus discípulos.

Y claro, hablando del pan, hay más imágenes cotidianas de lo que suponemos. Una de ellas dice: “Dios le da pan al que no tiene dientes”. ¿Es así realmente? ¿Desde qué lugar decimos y pensamos esta frase?

El texto de este domingo es como, usando una imagen clásica, como una moneda de uso corriente. Con dos caras desde donde apreciarlo y vivirlo. Por un lado el valor grabado de intercambio comercial en nuestro mundo, y por el otro, el símbolo acuñado que remite mayormente a nuestras tradiciones, cultura y valores como sociedad en Argentina.

 

Desde esta imagen me gustaría que puedas preguntarte y reflexionar sobre los dos elementos claramente diferenciados en estos versículos. Parte de una misma historia pero con resultados claramente diferenciados frente al mismo evento. “la incredulidad de muchos” (vers.6.60-66) por un lado, y la confesión de Pedro en “nombre de los doce” (6.67-71) por el otro.

 

  • 60-66 Del como “Quizás no valga la pena a tan alto costo” o bien, “abaratando la Gracia”. En su obra “Resistencia y Sumisión” (BONHOEFFER, Dietrich. Ed. Sígueme. Salamanca. 1983) el genial teólogo y pastor alemán, Dietrich Bonhoeffer, habla y discute con sus destinatarios, el valor que cobra la fe para nuestras vidas desde el momento que la cruz de la pasión y muerte, “paga” el rescate de nuestras vidas para sacarlas para sacarlas de la muerte y del pecado. Este modelo vicario (del lat. “vicarius” en lugar de…) de Jesús ofrecido para perdón de pecados de toda la humanidad es el costo que Dios paga por sus hijos e hijas para rescatarlos del olvido eterno y mortal como lo es el pecado. Ahora bien, parafraseando a nuestro teólogo diríamos que, este grado tan alto de entrega exige, éticamente, una entrega responsable y comprometida de nuestras acciones a favor del evangelio que nos rescata.

La sola idea de escondernos frente a las dificultades que inevitablemente aparezcan en la vida, termina siendo un “abaratamiento” de la Gracia ofrecida.

 

Por momentos la disyuntiva de una vida consagrada y espiritual frente a una vida despreocupada y carnal, pareciera estar centrada en el movimiento de los creyentes hacia su iglesia respectiva cada domingo del año. Esta supuesta “disyuntiva” debemos poder verla desde el argumento antes expuesto. La Gracia recibida y su costo en el seguimiento. Las actividades realizadas son o no carnales, de acuerdo al espíritu que las mueve (la intencionalidad diríamos hoy en día). Es esa intencionalidad la que marca en todo caso, la diferencia entre una Gracia Cara, o bien, una Gracia Barata.

Supongo que todas y todos, buscamos en la góndola de ofertas religiosas, algo cómodo que no nos mucho del lugar y que en todo caso, ratifique lo que hago y como lo hago a diario. En este sentido, volver a la frase de Jesús cuando dice: “si vieran al hijo del hombre subir a donde estaba primero” en donde anticipa su muerte en la cruz es una encrucijada a la cual, muchos discípulos en el texto de Juan, no pueden resistir y terminan alejándose. Después de todo, quién quiere una “oferta” en la cual, finalmente, una posibilidad de éxito sea la muerte en cruz, ¿verdad?

 

De ahí me preguntaba y les preguntaba al principio si el dicho popular de: “Dios le da pan al que no tiene dientes” es algo que podamos asumir como cierto, y si lo asumimos, ¿desde qué lugar lo hacemos?

 

  • 67-71. En nombre de nosotros. En nombre de los que te seguimos. Y así, frente a esta actitud que ahoga toda esperanza de cambio (el irse sin más de las filas de Jeús), Pedro asume una vez más el rol de ser vocero del grupo y toma para sí, y los demás, la oferta “cara” de la Gracia ofrecida (¿a quién iremos, si solo tú tienes palabras de vida eterna?).

Esta pregunta retórica de no poder hallar en la vida otro espacio igual al que Dios concede, es un ejercicio que se resuelve a diario, permanentemente en n nuestras vidas. Esta confesión de Pedro, genera pertenencia. La pertenencia identifica lugares comunes, y son esos lugares los que nos remiten a personas con nombres e historias. Historias de las cuales ser parte. (Confesión – pertenencia – lugares comunes – nombres e historias que nos son propios).

 

La espiritualidad de la comunidad de Jesús se mueve indefectiblemente junto a otros y otras que aceptan la Gracia cara que fue concedida. Nadie por si solo tiene la fuerza de resistir el llamado y su compromiso a lo largo del tiempo sino lo es con una comunidad que mantenga, sostenga y aliente el desafío del Dios encarnado que genera esperanza y vida eterna. Por esto mismo, el pan compartido, ofrendado y multiplicado en la mesa es un acto que se recrea en el seno de sus seguidores.

Wesley decía: “Si todavía no tienes un compañero de viaje a la Jerusalén Celestial, consíguete uno. No es bueno hacer este camino solos” y en todos los sentidos posibles, el argumento sigue siendo válido. La fe es un recorrido junto a otras personas. En esto confesamos nuestra fe también, el amarnos unos a otros y por ende, ser abrazo, gesto de amor y solidaridad con aquellos que nos necesitan. Que esta comunidad pueda ser expresión clara y definida para los que aún buscan, palabra de vida eterna. Amén.

 

Audio de la prédica

Próximamente

Texto: Juan 6.60-71

Predica: Pastor Leonardo Félix

Iglesia Metodista de Almagro (Buenos Aires).

Domingo 26 de agosto de 2018.

Orden de culto

Momento de los niños

Próximamente

Detalles

Fecha:
26 agosto, 2018
Hora:
11:00 a 13:00
Categoría del Evento:
Evento etiquetas:
, , , , , , , , , , , , ,

Lugar

Almagro Av. Rivadavia 4050
Capital Federal, Argentina
+ Google Map
Teléfono: (011) 4981-4290